Respeto

Publicado por:

En Madrid no te puede cabrear quien piensa distinto, o vivirás siempre cabreada.
No te puede ofender quien no tenga nada que ver contigo o estarás siempre ofendida.
No te puede sorprender quien manifieste alegría por algo que te disgusta o estarás siempre sorprendida.
No arremetes contra el que no te gusta o estarás siempre arremetiendo contra alguien.
No te burlas del distinto, porque todos somos distintos y no es posible burlarte de todos.
No te ríes de la minoría porque tú también eres minoría en infinidad de cosas.
No te asustan símbolos ni banderas porque no puedes estar asustada siempre, y siempre hay símbolos y banderas.
No odias al que celebra las victorias de tu rival porque el próximo finde será otra historia.
No duele que el otro esté equivocado, siempre encontrarás equivocaciones y no puedes vivir siempre con dolor.
No le arrancas esa pulsera al que pasa a tu lado porque no puedes arrancar todas las pulseras que no te gustan.
No miras mal al que cree en un Dios distinto porque cada uno tiene el suyo, y no puedes mirar mal a todo el mundo. No señalas al que camina contracorriente porque estarías siempre señalando a alguien.
Y cuando alguien se cabrea, se ofende, se ríe, se burla, odia, señala, o mira mal al distinto siempre ocurre lo mismo.
Sólo hay que dejar pasar unos segundos
para que el silencio denuncie al intolerante,
al que no ha entendido nada.
A veces es una señora,
A veces es un  hombre,
A veces es un adolescente,
A veces es una niña,
A veces, incluso, es una persona muy mayor.
A veces ocurre  con una palabra,
A veces con un gesto
A veces con una mirada.
Pero siempre es el mismo mensaje: respeto.
Respetar al que  es, actúa, siente, ve o piensa distinto
es mucho más que dejarle ser distinto.
Yo me parto la cara para que el distinto tenga la libertad de ser distinto,
aunque no lo soporte,
aunque me duela como piense o me ofendan sus ideas…
y no busco reconocimiento,
lo reconozco,
es puro egoísmo:
Quiero y exijo lo mismo para mi,
Para cuando la distinta sea yo.

 

0

Sobre el autor:

Soy Ana Lucas, psicóloga con años de experiencia profesional en Madrid. Estoy especializada en el tratamiento de trastornos de ansiedad, afectivos y de la conducta alimentaria. Mi enfoque terapéutico es el EMDR y la terapia Cognitivo-Conductual. A lo largo de estos años he aprendido que la regulación emocional es la clave para la salud mental. A nivel personal, me implico al máximo para entender, comprender y ayudar a las personas que realizan terapia conmigo. Si necesitas ayuda, contacta conmigo para concertar una cita.

Deja un comentario